Nos basaremos hoy en una serie de consejos generales que debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor puerta para tu casa. ¿Por qué?  Porque es obvio que, bien te estés haciendo una nueva casa o bien estés renovando la que ya tienes, la elección de las puertas –y de las ventanas- es parte importante de la cuestión.

Los dueños de las casas quieren un look de su puerta que añada una estética atractiva pero también que su puerta ahorre energía, no sea muy cara y tenga un servicio de mantenimiento adecuado. 

Además, la primera impresión es lo que queda y lo primero que se ve en una casa es su puerta frontal o delantera.

Te aconsejamos lo siguiente:

Primero, determina y ajústate a tu presupuesto

Pensando en una puerta que se adapte a tu hogar, la primera adaptación es la consistente a lo que quieres, o, mejor dicho, puedes pagar, tanto para la compra inicial como para el consiguiente mantenimiento.

Un proyecto de mejorar tu casa puede superar el presupuesto inicial por una variedad de razones. Ya se trate de retrasos imprevistos o costes subestimados, tu presupuesto de partida a veces puede verse superado, algo que causa estrés y demoras.

La correcta elección de los materiales

El material tiene un efecto directo en el funcionamiento y la longevidad de tu puerta de entrada. Tres cosas en las que debes basarte:

  • Durabilidad
  • Apariencia
  • Costes de mantenimiento

Estos factores también determinan el precio inicial. La mayoría de puertas están hechas de tres materiales: madera, aluminio y fibra de vidrio (fiberglass). Necesitas pensar también en la elección de los estilos y opciones del panel para añadir cristales y otros elementos de diseño.

De los materiales citados te recomendamos las puertas de aluminio. Y concretamente las puertas de aluminio ThermoSafe y ThermoCarbon. Ya explicamos en otros artículos sus ventajas y por qué son buenas estas puertas de aluminio para tu casa

Escoge el tamaño idóneo

Al elegir una puerta, por supuesto tienes que saber el tamaño de tu entrada. Suele haber un tamaño estándar de la puerta de entrada exterior pero dependiendo de tu hogar, es posible que debas considerar una puerta hecha a medida. Por supuesto, Aradock puede ayudarte y te ayudará a determinar el tamaño justo para tu casa.

Cuando estés buscando el tamaño correcto de la puerta, ten en cuenta los siguientes factores:

  • Luces laterales
  • Travesaños
  • Otros elementos decorativos

Si no estás seguro de cómo hacerlo por tu cuenta, siempre puedes pedir ayuda al equipo de técnicos de Aradock. Es mejor que cometer errores costosos que podrían resultar en excesos presupuestarios y retrasos en los proyectos.

Elige el tipo de puerta correcta

Has establecido el presupuesto y determinado el tipo de material que prefieres. Ahora es el momento de considerar el estilo de la puerta. Los tipos de puertas más comunes incluyen:

  • Abatibles
  • No abatibles
  • De tipo francés (puertas contiguas que tienen paneles de vidrio de arriba a abajo y están articuladas en lados opuestos de una puerta para que se abran en el medio)
  • De cristal de vidrio

Puede optar por añadir travesaños para complementar algunos de estos estilos de puertas. Un travesaño es “una viga o barra estructural horizontal transversal, o un travesaño que separa una puerta de una ventana que está sobre ella”. Los travesaños ayudan a la iluminación de tu casa y la hacen parecer más agradable estéticamente.

Seleccionando el estilo de tu puerta

Es importante elegir un estilo de puerta que complemente el diseño de la casa. Hará que tu hogar se vea más atractivo. La elección de la puerta refleja la personalidad del edificio. Por ejemplo, si tu familia es más tradicional, las puertas con paneles de madera clásicos serían una elección perfecta. Si tiene una inclinación artística mayor, considera la posibilidad de incluir más elementos decorativos de vidrio.

Qué hay respecto al color

Naturalmente, querrás elegir una puerta con un color que complemente los esquemas de color generales de tu casa. Si su color exterior incluye el gris, obtener una puerta azul puede ser una buena opción. Rojo es un color espectacular  para las puertas delanteras, con cientos de tonos y variaciones para elegir. Un buen concepto para recordar es que puede hacer que el color de la puerta se destaque o se combine. Sea cual sea el estilo arquitectónico, el color de la puerta complementará el diseño y establecerá un ambiente visible desde la calle.

Aradock, profesionales en puertas para tu casa 

Si todas estas consideraciones de diseño, estilo y materiales son abrumadoras y deseas ayuda profesional para decidir el reemplazo de puertas, contacta con Aradock y estaremos encantados de ayudarte a hacer la selección correcta. A veces, contratar a un profesional es el mejor consejo y te ahorrará tiempo, dinero y estrés.